VIRUS DE LA HEPATITIS, tipos, enfermedades, síntomas y tratamientos.

Hepatitis.

La palabra hepatitis significa inflamación del hígado, es decir, es una enfermedad que ocasiona inflamación del hígado.

Las funciones del hígado son fundamentales para la vida de las personas, almacena sustancias como vitaminas, minerales como el hierro, energía en forma de glucosa; se encarga de la producción de ácidos biliares, sustancias encargadas de la correcta digestión de las grasas, se encarga de metabolizar casi todas las sustancias que entran a nuestro cuerpo, tales como fármacos, grasas, alcohol, drogas, etc.

Debido a las distintas funciones del cuerpo en las que el hígado está involucrado, cuando el hígado se enferma, las manifestaciones clínicas aparecen en distintos órganos del cuerpo, tales como fiebre, nauseas, falta de apetito, comezón en la piel e ictericia (coloración amarilla en piel y ojos), malestar general, entre otros.


Causas El hígado puede enfermarse debido a distintas causas, algunas de las mas comunes están relacionadas con el exceso de trabajo que se le da a este órgano, tal como sucede en el alcoholismo, el abuso de fármacos o el consumo elevado de grasas, también puede enfermarse debido a la destrucción de sus células por parte del sistema inmunológico en algunas enfermedades autoinmunitarias, otra causa muy frecuente de enfermedad en el hígado es debido a infecciones ocasionadas por virus, a estos virus se les denomina VIRUS DE LA HEPATITIS.


Virus de la hepatitis.

Tipos de virus de la hepatitis y modos de contagio. hasta la fecha se conocen 5 tipos importantes de Hepatitis; A, B, C, D, E. Estos distintos virus se pueden agrupar de acuerdo a su composición, en virus que se conforman por ADN (VHB) y virus que se conforman por ARN (VHA, VHC, VHD, VHE). Otra forma de agruparlos es por la forma en que se contagian. Los tipos A y E, son virus que se contagian a través de los alimentos o agua contaminada, los tipos B, C, D, son virus que se contagian por fuera del sistema gastrointestinal, por ejemplo, a través de fluidos de personas infectadas durante las relaciones sexuales o a través de contacto con sangre de personas infectadas como en transfusiones sanguíneas, el embarazo, o al compartir agujas o piercings.


Manifestaciones de la hepatitis (fases)

Existen 3 fases típicas por las que cursa un paciente que se contagia de hepatitis. 1) Fase “prodrómica”. 2) Fase de estado 3) Fase de recuperación


La fase prodrómica, es conocida por presentar síntomas generales, que no son específicos de la enfermedad, en esta fase es difícil determinar si el paciente tiene hepatitis debido a que los síntomas son parecidos a las de otras enfermedades como, fiebre, falta de apetito, vómito, nauseas, dolores de cabeza, dolor muscular o dolor en articulaciones.


La fase de estado, es donde aparecen los signos y síntomas característicos de la hepatitis, tales como ictericia, que es la coloración amarillenta en ojos y piel, debido a la presencia de bilirrubina elevada en sangre y la hepatomegalia, que es el agrandamiento del hígado. En esta fase, no siempre aparecen ambos síntomas, esto dependerá de la intensidad y el tipo de hepatitis.


La fase de recuperación es la última fase por la que cursa una persona contagiada por hepatitis de forma aguda, es decir, de forma rápida. Existe otro tipo de hepatitis, denominada crónica, en esta enfermedad crónica, el virus permanece por mucho más tiempo, ocasionando un daño cada vez más irreversible, en esta enfermedad crónica es donde puede desarrollarse la cirrosis o el cáncer de hígado, enfermedades con daños permanentes que ponen en riesgo la vida. De la misma forma que en la fase de estado, la intensidad y duración, dependerá del tipo de hepatitis y la vulnerabilidad del paciente.


Cuadro comparativo principales tipos de hepatitis.

A continuación se muestra un cuadro comparativo con las principales características de cada tipo de hepatitis.



7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo